miércoles, 26 de septiembre de 2007

MOMMIE DEAREST

Y aquí os dejo el trailer original, por si a alguno le entran ganas de salir corriendo a comprar el DVD

CHRISTINA!

En homenaje a Josito Montez, cuyo Blog no dejo de recomendaros cuelgo este divertido video. ¡Disfrutadlo si podeis!

BRING ME THE AXE!









Anoche volví a ver MOMMIE DEAREST (“Queridísima mamá”, 1981) y de nuevo me volvió a atrapar, lo reconozco… aunque no haya nada de nuevo en esta vieja película, un ejemplo de anacronismo a todos los niveles narrativos, con su diseño de producción empeñado en recrear hasta el último detalle de cada época con un presupuesto limitado, su luminosa fotografía con preferencia por los colores primarios limpios, la maravillosa partitura, una dirección de actores existente…

En este sentido, es memorable toda la secuencia inicial, que recrea las mañana en las que Joan Crawford, una espectacular Faye Dunaway, se levantaba ya a las cuatro para estar presentable ante la cámara.

En ello radica tal vez parte de su encanto. La otra parte la trataremos luego…

El biopic sobre la relación entre la estrella Joan Crawford y su hija adoptiva Christina resultó ser una de las películas más denostadas por la crítica y un rotundo fracaso de taquilla. Incluso ganó cinco premios razzie, incluído el de peor película de la década y peor actriz. Con el tiempo se ha revelado, sin embargo, todo un hit videográfico.

La sensible mirada del director Frank Perry logró sacar partido, (¡Y como!) a una fuente literaria no muy noble que digamos: el super best seller y escandaloso libro de la mismísima Christina Crawford, en la que presentaba a su madre como una neurótica maltratadora, alcohólica y maniática obsesiva de la limpieza. Detrás de la película, de nuevo Tina, mediante la mano de su marido, productor ejecutivo de la misma.

Si bien son bien visibles las costuras de la historia, al tener que contar tantos episodios sórdidos a lo largo de 30 años en 128 minutos, nadie puede negar que el relato parezca sincero, aunque, seguramente, los elementos más fiables sean las escenografías art decò y los pelucazos y maquillajes de Faye Dunaway .

Decíamos antes, una parte del encanto de MOMMIE DEAREST radica en su anacronismo. La otra en los continuos delirios que contiene y que la hacen un hito inalcanzable del camp de cualquier época, (tendrían que pasar 15 años hasta que otra película, SHOWGIRLS de Paul Verhoeven se acercase a estos niveles).

Como no puede faltar, una bandada de mitómanos, amas de casa problemáticas, maricas cultas y travestis se acercaron y acercan con los ojos bien abiertos a esta película. Lo devoran con frecuencia o incluso participan de estos mundos imitando a la Crawford en pases especiales, como ya había ocurrido antes con THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW.

Entre ellos, (¿Nosotros?) son legendarias las secuencias en la que la estrella, tras ser despedida de la Metro, tala un naranjo de su jardín, con un hacha que ha pedido a Christina, o aquella famosísima en la que una muy borracha Joan, vestida y maquillada como un actor de Kabuki, descubre que uno de los preciosos vestidos de su hija cuelga de una percha de alambre, en vez de en una de madera, la empuña en dirección a la niña y grita: "no wire hangers ... ever!".

Personalmente, me fascinan detalles como que Christina niña no cambie físicamente a lo largo de cinco o siete años y hable ya como un adulto cuando tiene que defenderse de los ataques de su madre, o que una secuencia después de salir del convento, donde su madre lo había recluído tras tratar de estrangularla, viva en un precioso apartamento newyorkino, (con chimenea y todo!), con un sueldo de figurante, (¡poco después la veremos retorcerse de dolor en la alfombra por un quiste benigno en los ovarios!).
Otra perla del rosario es que conozca a su nuevo “papi” y que dos escenas más tarde nos enteremos de que este ha muerto por los disgustos ocasionados por la Pepsi-Cola…

Tras redescubrir la película hace un año, (el primer visionado fue una mañana de verano de mi adolescencia, ¡Una mañana!, en La2), tiré todas mis perchas de alambre, me aficioné a la ginebra helada y no he parado de limpiar mi piso. ¡Que lo sepáis!

Como dato curioso, la mismísima Christina Crawford reaparecería años después, tras terminar su carrera como actriz y perder todos los millones que había ganado tirando las estatuas de su madre de los pedestales, en shows drags con la drag queen Lypsinka, recreando las secuencias más truculantes de la película, (incluída la de la percha de alambre).

Para neófitos y personas poco advertidas con tendencias masoquistas recomiendo la edición especial en DVD "Hollywood Royalty", con audiocomentario de John Waters que no tiene desperdicio.

domingo, 23 de septiembre de 2007

OPERASHARE


Para los amantes de la ópera, (y de la música) dejo el link de este grupo de yahoo en el que, con solo ser miembre, podrás acceder a miles de archivos sonoros.




Si te gusta la ópera, nunca habrás escuchado algo así...

domingo, 16 de septiembre de 2007

LA DIVINA


MARIA CALLAS (1923-1977)

miércoles, 12 de septiembre de 2007

EL ESTANQUE DEL CAMPUS


Aquí se pasan las horas, dulcemente, olvidando letalmenteme, para recordar siempre.
Y tal vez, desde una ventana amiga, podamos volver a contemplar lo que no se olvida y recordar lo que contuvo, una vez, la copa de la vida...

Recordar Siempre...

domingo, 9 de septiembre de 2007

EL ARCO IRIS


No fueron D. H. Lawrence ni Ken Russell quienes despertaron mi atracción por el efecto optico conocido como Arco Iris, esta ya existía desde mi niñez.

Recuerdo que vi por primera vez el Arco Iris a los tres años, en un momento de felicidad. Seguramente por ello lo asocio con un estado de ánimo positivo, estado poco habitual en mí, pero que siempre me suscitan esos colores en el cielo, tras la lluvia y con el Sol...
La fotografía fue tomada en el descanso de un rodaje en Rivas Vaciamadrid, en Abril. Esta fue la última vez que vi el Arco Iris.

jueves, 6 de septiembre de 2007

Retrato de Raymond Radiguet por
Amadeo Modigliani
LE RENDEZ-VOUS SOLITAIRE

Emprunte aux oiseaux leur auberge
Au feuillage d'ardoise tendre !

Loin des fatigues, ma cycliste,

Qui t'épanouis sur nos berges,

Future fleur comme Narcisse,


Tu sembles toi-même t'attendre !

Mais pour que nul gêneur ne vienne

Je nomme la Marne gardienne,

Ô peu chaste, de tes appâts.

La Marne fera les cent pas.


Si son eau douce va semblant

Plus douce et plus chaste que d'autres,

Ses désirs pourtant sont les nôtres :

Voir bouillir à l'heure du thé

Que l'on prend en pantalon blanc,

Au soleil, ta virginité !

De Les Joues en feu

EL CAMINO CORTO


Queridos Todos,

¿Véis ese calle, no demasiado larga ni demasiado estrecha?

Ese era nuestro camino corto tras salir del Campus, a la plaza, nuestro camino a casa o al Parque, o a la plazita del puente colgante...

Alguna vez os mostraré el largo, que, con el tiempo, se hizo el más recorrido...
Vuestro Lord.

ESTO SE PARECE CADA VEZ A WIKIPEDIA PERO, OS LO PROMETO, NO LO HE COPIADO (DE ALLÍ)


Raymond Radiguet nació en Saint-Maur (Sena), en 1903 y muere en París veinte años después. Hijo del dibujante Maurice Radiguet, cursó estudios en París, pronto abandonados por una vida errante en una barcaza por el Sena. Fue al final de la Gran Guerra cuando tuvo lugar la experiencia amorosa que posteriormente inspiraría su obra "EL DIABLO EN EL CUERPO", publicada en 1923 pero escrita a partir 1920. Por entonces el joven es uno de los bohemios más famosos y fascinantes de todo París. Conoce a Cocteau, que le protege, y el joven autor no tardará en escribir poesía. Los hoteles y cafés de la Madeleine son testigos de las extravagancias y disipaciones de los escritores. Los primeros versos de Radiguet ven la luz en 1920 bajo el título de "LES JOEUS EN FEU". Ya en el verano de 1921, Radiguet comienza la redacción definitiva de "EL DIABLO EN EL CUERPO". Cuando finalmente aparece, Radiguet es saludado como un genio precoz. Los derechos de autor son cuantiosos y el joven se da con mayor fuerza al exceso y la disipación. Acaso presagiando su inminente final, el joven escritor, ya saludado como un auténtico prodigio se pregunta en una entrevista: "lo que quisiera saber es a qué edad se tiene derecho a decir que uno ha vivido". Confesada esta duda, marcha de vacaciones a Piquey en un deseo evidente de regeneración. Es allí donde termina su segunda novela: "EL BAILE DEL CONDE ORGEL". La novela supone una vuelta al clasicismo, suscitando bastantes perplejidades cuando apareció y fue justamente puesta en relación con la novela moral de Madame de La Fayette: “LA PRINCESA DE CLEVES” (1678), Aunque los personajes son ahora más abiertos, con unas mayores ansias de diversión, de rodearse de cosas hermosas y nuevas, de vaciar con mayor avidez la copa de la vida, (sobre todo, estos puntos aclaran bastante la posición de Anne Orgel en el triángulo sentimental en el que Françoise de Sireuex y Mae son los otros lados).

De vuelta a París, mientras corrige las pruebas de imprenta del manuscrito recién entregado al editor, contrae el tifus. Un día, paseando con sus amigos, es presa de una crisis a la que no sobrevivirá. "Dentro de tres días seré fusilado por los soldados de Dios” y en efecto así fue.

Nuestro joven poeta compartía con otros artistas decadentistas y simbolistas, preferiblemente músicos y hombres de letras, la imposibilidad de separar el arte de la vida . Esta interrelación o mejor, no separación entre arte y vida es propia (aunque no querida) de los surrealistas. Seguramente Radiguet, como Cocteau, hubiese postulado por el surrealismo, (si hubiese vivido unos años más en vez de morir, se dice, accidentalmente), y es muy probable que como Cocteau terminase realizando cine, (paradójicamente, sus dos novelas, incluída esta que nos ocupa, han sido llevadas al cine con mayor o menor fortuna).

miércoles, 5 de septiembre de 2007

CIUDAD DEL VIENTO


¿No me digáis que vivir en la Ciudad del Viento no es como estar dentro de una película de Antonioni?


La foto está cogida una tarde de primavera desde el centro o "islote" de la Plaza San Francisco. A lo lejos, la Ciudad Universitaria...

martes, 4 de septiembre de 2007

Jacques d'Adelswärd-Fersen




AU PAVOT DE YURMAM

Quel coolie a semé d'un poing large en sa glèbe,


Sorti de Bac Nam Fu - quel coolie a semé,


Loin des regards, comme un voleur, l'air affamé,


Ton grain, tige lunaire et savoureux Érèbe?




Pendant ces nuits.de Chine où dorment tant de plèbes,


Sur les canaux fumeux aux sampans embrumés,


Tu fleuris puis mourûs; mais toujours parfumé,


Distillas l'élixir :. ta myrrhe et ton cubèbe...




Or, maintenant, l'exil a porté jusqu'à moi


Le noir venin laqué qui coulait dans tes larmes,


Pavot! Le feu le gonfle; et l'aiguille, en mes doigts,




Malaxant le beau rêve où mon chagrin désarme,


Fait jaillir sur l'écran les palais défendus, Les dieux en porcelaine et les dragons tordus!




Jacques D'Adelsward-Fersen, de HEI HSIANG (Le Parfum Noir) (A. Meissen Editeur, 1921)

ANOCHE SOÑÉ QUE VOLVÍA A VILLA LYSIS






Esta es la vista de la Plaza San Francisco desde
la entrada principal al Campus.
Arriba, entrada a la librería de los Hermanos Vidal.


Busto de Roger Peyrefitte

Siempre que estoy en la ciudad trato de pasar por mis lugares tótem (una eficaz forma de masoquismo). Uno de estos es la Plaza San Francisco, amplia espacio urbano con planta de cuadrícula por la que se accede al Campus Universitario.

Muy cerca, tanto que se ve desde la plaza, está la Librería “de viejo” Hermanos Vidal, en la que solamente van cambiando los libros que se venden.

Al salir de la Universidad un amigo me llevaba a robar libros. Todavía me fascino pensando en la comprensión que tuvieron los empleados que, incluso, se retiraban algo para facilitarnos el delito. A mi memoria viene a menudo una frase que complacía tanto a mi amigo, que me hacía repetírsela de vez en cuando, esta es: los libros no deben de ser comprados ni vendidos porque son cosas puras.

Después de mi experiencia con la literatura he de decir que NO ES VERDAD. Pero esto es otra historia…

Desde que termine la Universidad o esta terminó conmigo vengo traicionando la máxima, dicha por el deseo, (si, el deseo) de suscitar su interés y entro a por algún libro, (que pago).

En una librería de viejo es raro encontrar los volúmenes tan bien clasificados y ordenados como lo están en esta. Tal vez por ello me relamo cuando mis ojos buscan y encuentran rápido el libro de ese escritor del que me gustó tanto su…. o ese otro del que me hablaba… Siempre hay algún libro esperándome y yo, que no soy bibliófilo ni mitómano, agradezco al fatto que haga bien su trabajo.

La semana pasada extraje de una apretada fila, en la sección de narrativa francesa, un pequeño volumen en rústica de un color coral maravilloso y todavía muy vivo. Su título: "LOS AMORES SINGULARES". No por nada, como un rito buscaba algo de ROGER PEYREFITTE, el autor de "EL EXILIADO DE CAPRI", (1959) novela biográfica del poeta Jaques de Fersen, que tanto ayudó a definir mi carácter de adolescente. La edición, contemporánea a la original francesa estaba impresa, como no, en Buenos Aires.

Luís Antonio de Villena presenta al francés Roger Peyrefitte (1907-2000) como un “elegante joven “con pruritos aristocráticos y diplomáticos unos años, hasta que le expulsaron de la carrera en Atenas por escándalo sexual”. Habría que verlo, (es conocida la tendencia de Villena a “barrer hacia casa”).

Los libros de Peyrefitte fueron best sellers en Francia e Italia, donde además ha sido una figura muy popular en algunos círculos culturales. No publicado (o mal) en España hasta los años 80 con su obra más conocida, y primera novela "LAS AMISTADES PARTICULARES", (1944) defendida por André Gide y que le valio el prestigioso Premio Renaudot, sigue siendo casi un desconocido…

Aunque demasiado larga, su primera novela entronca y sería una especia de estado anterior a "LAS TRIBULACIONES DEL ESTUDIANTE TÖRLESS", de Robert Musil, aunque las experiencias que en Musil sedimentan el pensamiento de sus jóvenes personajes (y lectores) en Peyrefitte se deslizan como un riachuelo a lo más profundo del Yo.

Años más tarde la novela de Peyrefitte sería llevada al cine con auténtico talento por Jaques Delannoy, bajo la atenta mirada del propio escritor.

La literatura de Peyrefitte se sitúa al límite de lo publicable desde los años 40 hasta finales del siglo XX, no solo por la osadía de contenidos (léase valentía) y tendencia a “las monstruosidades” del “vicio” sino por una visión satírica pero encantadora, que aflora en ternuras conmovedoras, tras las que están, sin duda, la destrucción y la muerte. No por nada, casi todos los personajes de los libros de Peyrefitte terminan anulados o en la piqueta tras enfrentarse a la sociedad standard o a ellos mismos.

Con un afán natural por la introspección o el descubrir sobre lo que conoce, por sus páginas van pasando, calegiales, poetas y músicos, ("EL EXILIADO DE CAPRI") embajadores, ("LAS EMBAJADAS", 1951) Papas, ("LAS LLAVES DE SAN PEDRO", 1953) héroes históricos ("ALEJANDRO MAGNO", 1977-1981) o personalidades contemporaneas en todas las esferas de la sociedad occidental ("LOS JUDÍOS", 1965 )

Además, libros de viaje, artículos, su propio epistolario…

Uno se pregunta sobre el sentido que tienen los libros de Peyrefitte en el mercado, después de 1970, no porque su calidad descienda o su estilo se haga manierista, al contrario, sino porque él, que había tendido siempre a abrir, se encuentra de enfrente a una pared sólida, una muralla “democrática” hecha de estupidez e ignorancia.

Educado en un Colegio de la compañía de Jesús, muere bajo la Iglesia de Roma en el albor de un nuevo siglo, como Oscar Wilde.

Por otra parte, es estremecedor descubrir como en el primer capítulo de "EL EXILIADO DE CAPRI", el joven Fersen defiende a Lord Alfred Douglas de un ataque por turistas Ingleses en el comedor de un hotelito del golfo de Nápoles…

En los últimos dos años se pueden encontrar por fin tres o cuatro nuevas ediciones de libros de Peyrefitte en los estantes de las librerías españolas, (y si no están, que será lo más probable, se encargan).

lunes, 3 de septiembre de 2007


A SUMMER STORM


Alas! how frail and weak a little boat

I have sailed in. I call it Happiness,

And I had thought there was not storm nor stress

Of wind so masterful but it would float

Blithely in their despite; but lo! one note

Of harsh discord, one word of bitterness,

And a fierce overwhelming wilderness

Of angry waters chokes my gasping throat.

I am near drowned in this unhappy sea,

I will not strive, let me lie still and sink,

I have no joy to live. Oh! unkind love!

Why have you wounded me so bitterly?

That am as easily wounded as a dove

Who has a silver throat and feet of pink.


Lord Alfred Douglas

Queridos todos...


Esto necesita un impulso que pronto, muy pronto llegará.

A tí, mi lector, te esperan increíbles experiencias y tú cuerpo pasará por estados que nunca hubieses imaginado.


Arrancamos en 3-2-1...

domingo, 2 de septiembre de 2007

sábado, 1 de septiembre de 2007

Premisa


La ciudad siempre irá contigo porque eres tú...